¿Cómo está el ambiente en Senado para el ascenso del general Martínez?

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Las diferentes bancadas del Senado están sosteniendo reuniones para llegar alineadas, el próximo martes, al debate en el que se definirán los ascensos de 13 altos miembros de la Fuerza Pública.

Si bien desde los episodios de los ?falsos positivos? este dejó de ser un trámite de rutina, en esta ocasión el clima está aún más enrarecido por cuenta de las denuncias de The New York Times’ sobre las directrices que, según su interpretación, podrían abrir de nuevo la puerta a las ejecuciones extrajudiciales.

Por eso, las bancadas buscan tomar una decisión en bloque sobre el sentido de su voto, así algunos aspirantes a ser ascendidos no generen controversia.

Versiones señalaban que el debate se adelantaría para hoy,  pero en el orden del día se discutirá primero los proyectos de la ley TIC y la ley anticorrupción. Y si bien los ascensos aparecen al final del orden del día, se trata de un requisito del reglamento para su discusión en las sesiones de la próxima semana.

En el listado de promociones castrenses están los generales de la Policía Óscar Atehortúa, director de la institución; Carlos Ernesto Rodríguez, comandante de la Policía de Tránsito, y William Ruiz, director del Inpec, quien tuvo que lidiar con la liberación y captura de Jesús Santrich.

La lista la completan Fabio Hernán López, quien asumió la Dijín, y los también generales Herman Bustamante, Ramiro Castrillón y Fabián Laurence Cárdenas.

El único que salió a última hora de la baraja, por petición del Ministerio de Defensa, fue el general Gonzalo Ricardo Londoño, quien adujo problemas personales tras su intempestiva renuncia a la Dijín, una salida de la que nadie da mayores detalles.

En la Fuerza Aérea aspira a ascender su director, Ramsés Rueda, y en la Armada, Evelio Ramírez y Álvaro Cubillos.

El foco, en el general Martínez

Las hojas de vida que se revisan con mayor detalle son las del Ejército. Allí, al lado de los generales Ricardo Jiménez Mejía y Luis Fernando Navarro Jiménez, está el general Nicacio de Jesús Martínez Espinel, comandante del Ejército. El ascenso de los tres tiene ponencia positiva, pero EL TIEMPO estableció que en el caso de Martínez, el senador Jaime Durán acaba de pedir de nuevo sus antecedentes.

Además, tiene en sus manos un informe de policía judicial de la Fiscalía, fechado en febrero de 2016, en el que señala cuáles fueron los oficiales que aprobaron pagos irregulares a informantes, que terminaron en cuentas de soldados vinculados a «falsos positivos».

Los hechos se registraron en 2005, cuando Martínez era el jefe del Estado Mayor de la Décima Brigada del Ejército y aparece firmando varios de esos pagos. Pero la Fiscalía no lo señala como responsable de los pagos, y fuentes del Ejército dicen que su firma aparece como un simple trámite contable.

En esa misma línea, allegados del general han sostenido que su función era de carácter administrativo y que a sus tareas logísticas no se les puede asignar la misma responsabilidad que recae sobre quienes eran los determinadores de las acciones militares bajo indagación.

Hasta hace 48 horas, el curtido oficial no tenía ningún expediente abierto en su contra. Pero la Procuraduría decidió abrirle una preliminar por las presuntas irregularidades en las directrices dadas a los militares, para mejorar los resultados de las operaciones.

Al respecto, el general le anticipó el cambio de la directriz, y el hecho de que estaba siendo mal interpretada por fuera de la institución.

Además, el Gobierno creó una comisión especial para que certifiquen que los procedimientos de la Fuerza Pública se estén acoplando al Derecho Internacional Humanitario y a los Derechos Humanos.

Comisión no mira ascensos

Sobre la comisión especial, se supo que este lunes, y durante 2 horas y media, sus miembros Mauricio González, Alfonso Gómez Méndez y Hernando Yepes, se reunieron con el ministro de Defensa, Guillermo Botero, y con la cúpula militar.

Sin embargo, dos de los presentes en la reunión le dijeron a reporteros de EL TIEMPO que allí no se habló del caso de los ascensos, por no ser un tema del resorte directo de la comisión de excelencia, nombrada por decreto por el presidente Iván Duque. Así las cosas, el tema está en manos del Senado.

Carlos Holmes Trujillo, el canciller colombiano, tiene agendada para este miércoles en la tarde una reunión con la junta directiva del periódico The New York Times. «El encuentro tiene el propósito de poner en conocimiento elementos de juicio y análisis del proceso que llevó a la definición de la política del presidente Duque en esta materia», explicó Trujillo.

El ministro añadió que se les va a entregar a las directivas del diario información adicional sobre el proceso de implementación de las nuevas políticas que se manejan en la Fuerza Pública. En este encuentro también estarán los embajadores de Colombia ante la Organización de Naciones Unidas, Guillermo Fernández de Soto, y ante Estados Unidos, Francisco Santos. «Es común que funcionarios de todos los gobiernos se reúnan con medios de comunicación», se justificó Trujillo.

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar